"Invictus", el poema que dio fuerzas a Nelson Mandela en prisión





Nelson Mandela es una las personalidades más importantes de todos los tiempos. Tuvo una vida muy difícil, pero mantuvo un espíritu ejemplar y también fue gran líder de su pueblo.

Él necesitó consuelo en los difíciles años que pasó en prisión, y este poema de William Ernest Henley fue una de las fuentes que dio fortaleza a su espíritu, mientras luchaba contra el apartheid y por los derechos humanos.


El poema fue escrito en 1875 por el poeta inglés William Ernest Henley (1849–1903). Y no fue un mero ejercicio estético. Era una expresión de su actitud ante las dificultades de la vida. Henley sufrió tuberculosis de niño, tuvo que pasar un año postrado y tuvieron que amputarle una pierna a raíz de la enfermedad. Sin embargo no se hundió, no dejó de seguir adelante y no se rindió.

De hecho, él inspiró a su amigo Robert Louis Stevenson el inolvidable personaje de Long John Silver en “La Isla del Tesoro”. Y como si fuera poco, su poema "Invictus" ayudó a Nelson Mandela a soportar 27 años de cautiverio.

Uno de los grandes líderes del mundo que con su vida nos ha dejado uno de los mejores ejemplos de lo que significa la lucha por la libertad, la igualdad, y la justicia.




“Invictus” - Willian Ernts Henley

En la noche que me envuelve,
negra, como un pozo insondable,
doy gracias al Dios que fuere
por mi alma inconquistable.

En las garras de las circunstancias
no he gemido, ni llorado.

Ante las puñaladas del azar,
si bien he sangrado, jamás me he postrado.

Más allá de este lugar de ira y llantos
acecha la oscuridad con su horror.

No obstante, la amenaza de los años me halla,
y me hallará, sin temor.

Ya no importa cuan recto haya sido el camino,
ni cuantos castigos lleve a la espalda:

Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma...





Comentarios