Estudio determina que viajar produce más felicidad que casarse y tener hijos





¿Cuántas veces te has sentido tentada a dejarlo todo, tomar tu maleta e irte lejos? Seguramente alguna vez estuviste tan agobiada que solo te serenaba imaginarte al lado de la playa o en un bosque frente a una fogata. Viajar es escapar de la rutina y encontrarte a ti misma en el camino.


Para muchas, el sueño de la vida es recorrer el mundo; para otras, encontrar al amor de su vida y tener hijos. Pero tenemos que informarte que un estudio del portal Booking asegura que viajar produce más felicidad que casarse y formar una familia.


¿Qué prefieres: casarte, tener un hijo o viajar?


Booking realizó una encuesta rápida a 18 mil habitantes de diversos países. La mayoría de los participantes coincidieron en que los recuerdos de sus aventuras y planear la siguiente escapada les produce más felicidad que nada.


Un porcentaje superior a la media prefiere viajar

El 55 por ciento de los participantes prefieren salir de viaje que casarse; el 27 lo prefiere antes que encontrar a su pareja sentimental y tener un empleo estable; finalmente, el 18 lo prefiere a tener un hijo.



Viajar implica vivir nuevas experiencias y hermosos momentos

De este sondeo también se encontró que la gente prefiere invertir su dinero en experiencias en vez de artículos materiales, desde joyas, automóviles, gadgets hasta una casa. Quizás la idea de asentarse puede esperar, la juventud quiere vivir el momento.








Así que, ¡a planear el próximo destino!

La felicidad es propiciada por la sed de conocer y explorar nuevos lugares; además, siempre podrás hacerlo con amigas, con pareja y hasta con hijos. Realmente no tendrías por qué escoger entre uno y otro. Pero si estás buscando alegría y emociones, elige un destino e imagínate disfrutando tus próximas vacaciones.

Comentarios

  1. Definitivamente aún me pregunto por qué las utopías y lo material llena, la fragilidad del ser humano solo asimila la tenencia en objetos y cosas

    ResponderEliminar
  2. Viajar es un placer inexplicablemente placentero

    ResponderEliminar

Publicar un comentario