Si te quitas los zapatos al entrar en casa, estás en lo cierto, la ciencia te da la razón





Quizás en países hispanos como México, Colombia, Argentina o España no es lo más normal., pero en muchos lugares del mundo (y alguna que otra casa en nuestro país) es común que los anfitriones se quiten los zapatos a la puerta de casa y pidan que sus visitas hagan lo mismo.

Muchos creen que los que tenemos esta costumbre somos un poco “raritos” —más de una amiga me ha mirado raro al pedirle que se descalzara—, pero ahora la ciencia nos da la razón. Sí, ¡la razón! Igual no estamos tan mal, ¿eh?


Si dejas los zapatos a la entrada de casa, estás en lo cierto

Los escasos estudios que se han hecho sobre eso de no llevar zapatos en casa dicen que esta costumbre se está haciendo cada vez más popular. Aunque algunos les parezca raro, ¿no crees que es más higiénico?

¿Prestamos toda la atención que deberíamos a los zapatos?


Los zapatos dicen mucho de cómo son las personas: mucha gente cree que gracias a ellos podemos saber la edad, el sexo con el que se identifica, el nivel de ingresos o el nivel de ansiedad. Charles Gerba, profesor de microbiología de la Universidad de Arizona, realizó un estudio con el que demostró que en el exterior de unos zapatos viven más de 420.000 bacterias (y eso solo después de dos semanas de uso).

En un inodoro encontramos menos de 1.000 bacterias. En unos zapatos, 420.000. Increíble, ¿no?

De las bacterias que Gerba y su equipo identificaron en los zapatos, el 27% eran de e. coli (escherichia coli) que viven en los intestinos de humanos y animales. Además, también encontraron klebsiella pneumoniae y serratia marcescens en gran cantidad. La primera causa infecciones de orina, neumonías o sepsis; mientras que a la segunda se le atribuyen la conjuntivitis, las queratitis y otras infecciones urinarias.


Eso sí, no nos volvamos locos: el uso normal de zapatos no te hará coger ninguna de estas enfermedades (a no ser que vayas chupándolos por ahí…).






¿Qué nos encontramos en nuestras casas?

Otro estudio del que hablan en Weforum dice que convivimos a diario con más de una docena de especies de insectos (sí, sí, bichitos varios, aunque no nos lo creamos). En cada casa cohabitan, junto a nosotros, entre 32 y 211 morfoespecies, de las que entre 24 y 118 son artrópodos (vamos, insectos, arañas o crustráceos).

El 23% de los “bichitos” que encontramos en casa son moscas y mosquitos; el 19%, arañas; y el 16%, escarabajos. Normalmente los mosquitos y moscas no suponen un gran peligro, aunque hay lugares del mundo donde pueden acarrear problemas de salud serios.

¿Zapatos y hogar?


Si juntamos los bichos de casa con todas las bacterias de nuestros zapatos nos encontramos con una maravillosa mezcla. Si bien es cierto que los zapatos son los principales “ensuciadores” de la casa, con una higiene adecuada no tienen por qué suponer un mal mayor. Eso sí, lo de quitarse los zapatos antes de entrar en casa es bastante recomendable en aquellos hogares en los que hay mascotas y niños pequeños.

Después de esto, ¿sigues pensando que los que dejamos las zapatillas a la entrada somos “raritos”?

Comentarios