20 grandes frases de Gabriel Garcìa Màrquez








"El problema del matrimonio es que se acaba todas las noches después de hacer el amor, y hay que volver a reconstruirlo todas las mañanas antes del desayuno".

"Creo que las mujeres sostienen el mundo en vilo, para que no se desbarate mientras los hombres tratan de empujar la historia. Al final, uno se pregunta cuál de las dos cosas será la menos sensata".

"El corazón tiene más cuartos que un hotel de putas".

"Jubilemos la ortografía, terror del ser humano desde la cuna: enterremos las haches rupestres, firmemos un tratado de límites entre la ge y la jota y pongamos más uso de razón en los acentos escritos, que al fin y al cabo nadie ha de leer lagrima donde dice lágrima ni confundirá revolver con revólver"
.
"Simplifiquemos la gramática antes de que la gramática termine por simplificarnos a nosotros".

"El escritor escribe su libro para explicarse a sí mismo lo que no se puede explicar".

"El periodismo es el mejor oficio del mundo".

"La ética debe acompañar siempre al periodismo, como el zumbido al moscardón".

"El éxito no se lo deseo a nadie. Le sucede a uno lo que a los alpinistas, que se matan por llegar a la cumbre y cuando llegan, ¿qué hacen? Bajar, o tratar de bajar discretamente, con la mayor dignidad posible".

"Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez".

"Ningún lugar en la vida es más triste que una cama vacía".

"La vida no es sino una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir".

"Las ideas no son de nadie".

"La incredulidad resiste más que la fe, porque se sustenta de los sentidos".






"Y que todo lo escrito en ellos era irrepetible desde siempre y para siempre, porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra" (Final de 'Cien Años de Soledad').

"Me desconcierta tanto pensar que Dios existe, como que no existe

"El mundo habrá acabado de joderse el día en que los hombres viajen en primera clase y la literatura en el vagón de carga".

"Lo único que me duele de morir es que no sea de amor".

"En realidad, el único momento de la vida en que me siento ser yo mismo es cuando estoy con mis amigos".

"Hay que ser infiel, pero nunca desleal".



    Comentarios